Buscar este blog

martes, 22 de junio de 2010

Uruguay y México clasifican. Francia eliminada.

En partido que se realizaron de manera simultánea, Uruguay y México se clasificaron a los octavos de final del Mundial Sudáfrica 2010. Ambas selecciones se enfrentaron en uno de los partidos definitorios del Grupo A, con victoria para los celestes dejando a los mexicanos como segundos.

Los uruguayos vencieron a México por 1-0, mientras que Sudáfrica venció a Francia por 2-1.

Uruguay – México

El partido, que se realizo en el estadio Royal Bafokeng de Rustenburg, estuvo muy parejo desde que empezó con posesión del balón ligeramente a favor de los aztecas pero con poca profundidad para llegar a inquietar al portero Muslera. Uruguay en cambio atacaba con algo más de peligro la portería de “El Conejo” Pérez.

Luis Suárez anotó el gol uruguayo con un remate de cabeza a un centro que le puso Edison Cavani para darle a su país el liderato del grupo con siete puntos, con un empate y dos triunfos.

Como primero de grupo, Uruguay viajará a Puerto Elizabeth para medirse con el segundo del grupo B en tanto que México se quedará en Johannesburgo para encarar al líder del grupo A.

Uruguay apagó pronto a México y demostró su fortaleza defensiva que le ha permitido ser líder del grupo sin encajar un gol haciéndolo retroceder. Además, su trío de delanteros resultó una pesadilla para la escuadra rival que dirige Javier Aguirre.

Edison Cavani y Diego Forlán fueron un riesgo constante para México con una persistencia en la primera parte que cobró frutos al 42’ cuando Pérez se firmó el gol de la ventaja con un remate de cabeza picado a la derecha del portero.

El gol de Suárez marcó los movimientos tácticos para la vuelta y mientras Uruguay consolidó sus líneas de media cancha hacia atrás y pretendía enfriar el juego, México buscaba la chispa que encendiera su ataque.

Los últimos diez minutos fueron difíciles para los mexicanos por la falta de definición, como quedó claro cuando al 83’ Guillermo Franco no la pudo controlar en el área y quedó lamentándose, mientras el portero rival la controlaba.

Francia – Sudáfrica

En el otro partido del Grupo A, Francia y Sudáfrica se despidieron del Mundial pero de manera muy diferente en un partido que ganó el conjunto anfitrión y que estuvo marcado por el discreto nivel de juego de los galos y por la inferioridad numérica en la que jugó Francia tras la rigurosa expulsión de Gourcouff.

Cuando Sudáfrica cobró ventaja por 2-0 y México ya había recibido su gol contra Uruguay, la afición de los "bafana, bafana" soñó con la gesta, pero el tanto francés, marcado a mitad del segundo periodo, las desvaneció y el partido llegó a su conclusión con mucha menos intensidad.

La primera parte fue una cadena de despropósitos para el equipo francés, que recibió dos goles en sendas jugadas en las que sus defensores no estuvieron afortunados y vivió la expulsión de Gourcouff.

Lo cierto es que Sudáfrica había entrado en el partido con más intensidad y convicción, consciente de que el primer objetivo era dar una alegría a su afición con un triunfo y esperar con los deberes hechos al resultado del México-Uruguay. Un cabezazo que apenas lo fue, pues Khumalo remató con el hombro, y la expulsión del centrocampista francés tras un codazo a Sibaya, todo en cuatro minutos, decantó el partido a favor del equipo local.

A partir de entonces, Francia se mostró agarrotada, sin capacidad de reacción y recibió en el tramo final del primer periodo un segundo tanto que se parecía lapidario y que llevó el partido al descanso con un marcador de 0-2 para los sudafricanos.

Francia estaba a merced de su rival y salvó un disparo de Ribery y otro de Henry, éste tras unas manos, las llegadas a la meta de Josephs eran muy esporádicas. Su trabajo no alcanzaba ni el cincuenta por ciento del que le correspondía a Lloris.
Sin embargo, en una acción de mucha calidad aunque aislada de Sagna y Ribery, Malouda batió la meta local a puerta vacía. Era el primer gol de Francia en el Mundial tras 250 minutos de juego.

Ahí se desvanecieron casi todas las opciones de los "bafana, bafana" de alcanzar los octavos de final y Francia pasó a cobrar un cierto protagonismo en el partido a pesar de los muchos minutos que llevaba con un hombre menos sobre el césped.

El partido avanzó hacia su conclusión sin más historia. Ni Sudáfrica estaba en condiciones de golear, dado el resultado ajustado del México-Uruguay, ni Francia tenía argumentos para sumar su primer punto del Mundial. Ambos equipos esperaron al pitido final y se despidieron del torneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario