Buscar este blog

lunes, 14 de junio de 2010

Holanda gana con regular labor ofensiva

Holanda derroto en la mañana de hoy a Dinamarca por 2-0 con otro blooper de la defensa danesa y un gol oportunista de Dirk Kuyt. El defensa Simón Poulsen cabeceó el balón pero este rebotó en la espalda de otro defensor para luego irse al fondo de las redes. Con este gol, sigue la tónica en este Mundial de goles producto de errores defensivos.

Muy lejos de lo que se esperaba de ella, Holanda no desplego su característico juego fluido de ataque, y por el contrario le resultó un tanto complicada la elaboración de las jugadas con Wesley Sneijder y Rafael Van der Vaart. Robin Van Persie y Kuyt tampoco la tuvieron todas consigo en el ataque.

El partido fue ampliamente dominado por los naranjas que mantuvieron la posesión del balón en una proporción de 60-40 durante los primeros cuarenta y cinco minutos, pero con mucha dificultad para lograr penetrar la defensa danesa que espero atrás muy bien plantada.

Las ocasiones de gol por parte de los holandeses fueron muy pocas por decir nulas, aparte de que no fueron muy claras para los delanteros. El partido se desarrollo principalmente en el medio campo con una Holanda que rotaba el balón tratando de descifrar el juego defensivo de Dinamarca.

El partido transcurrió de la misma forma en la primera mitad, solo con contraataques con cierto peligro de los daneses en especial en el último cuarto de hora, pero casi esporádicas y sin ninguna consecuencia.

La superioridad de Holanda ante Dinamarca a lo largo de todo el partido no encontró premio hasta que un autogol del conjunto danés abrió el marcador y encarriló un triunfo indiscutible de los holandeses ante un rival que nunca estuvo cerca de la victoria. El autogol de Poulsen en la primera jugada del segundo tiempo abrió el marcador y Kuyt aseguró el triunfo local a cinco minutos del final de un partido en el que los merecimientos de Holanda para ganar resultaron incuestionables.

En el resto del segundo tiempo Dinamarca no tuvo verdaderas opciones de igualar el encuentro. Las acciones más claras de ataque fueron para Holanda que persiguió el 2-0 para sentenciar el encuentro y que tuvo más capacidad ofensiva cuando Elia entró en ataque en sustitución de Van der Vaart.

Fue precisamente Elia, el revulsivo del equipo holandés, el que envió un balón al poste. Kuyt aprovechó el rechace para cerrar el partido con el segundo gol local, ante la falta de reacción de los daneses en todo el segundo periodo.

A pesar de su dominio los holandeses estuvieron un tanto imprecisos y con una aparente cautela por el miedo a perder. Con esta victoria, Holanda se ponía al tope del Grupo E a la espera del resultado entre Japón y Camerún.

Se espera que Holanda se encuentre más segura para su segundo partido por haber superado el primer escollo, y mejore su juego al ganar algo de confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario