Buscar este blog

viernes, 18 de junio de 2010

Eslovenia y Estados Unidos empatan en vibrante partido

Estados Unidos y Eslovenia empataron hoy 2-2 en el primer partido del Grupo C realizado hoy en el Estadio Ellis Park, y que estuvo cargado de emociones, en especial en el segundo tiempo. Con este resultado ambas selecciones se mantienen con opciones de avanzar a octavos de final de Sudáfrica 2010.

El partido se vió manchado por una serie de malas decisiones por parte del árbitro Koman Coulibaly de Mali. Una decisión en los últimos minutos, perjudicó a Estado Unidos al negarle la victoria por 3-2.

Había pasado menos de un cuarto de hora, disputado con mucha intensidad pero poco brillo en el que ambos equipos estuvieron más pendientes de no ceder el medio campo que de conquistarlo.

Bob Bradley había decidido darle la batuta de su equipo a José Francisco Torres, un error que corrigió en el descanso tras comprobar que el reto le quedaba grande al centrocampista del Pachuca mexicano. Siempre fuera de sitio, errático en el corte, incapaz de ejercer de mariscal para dar sentido al juego.

Valter Birsa puso el 1-0 a favor de los eslovenos al sacar un tiro de unos 25 metros con un efecto que engaño al portero Tim Howard, que quedo inmóvil como una estatua. La pelota se fue al fondo de las redes; un golazo.

El gol de Birsa descompuso a EEUU, que perdió orden táctico, cedió la pelota y medio campo.

Landon Donovan casi empata el partido pero un jugador esloveno impidió que pudiera empujar el balón al fondo de las redes.

Luego de esta jugada, los eslovenos marcarían el 2-0, gracias a un perfecto contragolpe que agarró mal parados a los estadounidenses. En tres pases, y tras una gran asistencia de Novakovic, Zlatan Ljubijankic envió el balón al fondo ante la salida de Howard.

El seleccionador estadounidense, retiró a Torres y a Findley en el descanso y dió entrada a Edu y Feilhaber, buscando sobre todo más llegada. Y el fútbol tardó tres minutos en darle la razón, aunque fuese por un error de César en el corte que dejó a Donovan frente al meta Jasmin Handanovic solo la pelota. El volante del Galaxy, le pegó alto y arriba, y Estados Unidos volvió a ver la luz.

Luego hubo varias aproximaciones en ambas áreas. La pelota, durante varios minutos estuvo peleada en el medio campo y el partido se tornó más atractivo para el espectador.

Fue en ese terreno que recuperaron los estadounidenses la esencia de su fútbol, y que consiguieron el empate por medio de Bradley, el hijo del técnico. Bradley entró por el medio del área a toda velocidad, para recibir una asistencia y convertir el empate con un empujón de los botines.

Casi al final, en una jugada a balón parado cobrada por Landon Donovan, Estados Unidos anotó su tercer gol pero el árbitro lo anuló por una supuesta falta, cuando fue falta más de los propios defensas de Eslovenia.

Las ocasiones de gol continuaron en ambas áreas, y Radosavljevic ó Novakovic pudieron apagar de nuevo todas las esperanzas estadounidenses de no haberse topado con Howard en un final de partido no apto para cardiacos.

Al final del partido, algunos jugadores estadounidenses se fueron hacia el árbitro para hacerle reclamos por el gol anulado, pero sin llegar a las agresiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario