Buscar este blog

viernes, 25 de junio de 2010

Brasil primero y Portugal segundo en el Grupo G

Brasil y Portugal se ratificaron hoy como los clasificados del Grupo G de Sudáfrica 2010 al empatar 0-0 en partido que disputaron ambas selecciones en el Moses Mabhida de Durban. En el otro partido del Grupo G, Costa de Marfil venció por 3-0 a Corea del Norte el cual no le fue suficiente para avanzar.

Luego de conocer los clasificados, estas selecciones tendrán participación la otra semana. El lunes 28 de junio a las 1:30 pm, el partido Brasil – Chile, mientras que el partido España – Portugal será el martes 29 de junio a las 1:30 pm.

Brasil 0, Portugal 0

En uno de los partidos más esperados de la primera ronda Brasil y Portugal empataron a cero en un partido que no cumplió con las expectativas que se esperaban de él. Ambos equipos se abocaron al empate para sellar su presencia en octavos de final sin necesidad de contemplar el otro duelo del grupo.

El encuentro fue pasional en el arranque e intenso en el primer tramo, pero decayó paulatinamente por el esfuerzo y por el resultado que clasificaba a ambos, solo a la espera de su rival de turno del Grupo G.

Brasil quiso imponer su autoridad desde el principio. A pesar de tener amarrada la clasificación, no hubo relax para el cuadro de Dunga, que sorprendió en su configuración inicial con la exclusión de Robinho del ataque titular, al margen de las alteraciones forzadas por tarjeta o lesión.

Aún así, Brasil salió con todo. Amarró el peso del partido desde el inicio, cuando se volcó sobre un rival aún con el pase en el aire. Una posibilidad impensable, dada la diferencia de goles respecto a la amenaza, Costa de Marfil. Pero existente.

Carlos Queiroz ubicó a Pepe delante de la defensa para frenar el centro del campo rival. Estuvo a la altura el madridista, siempre de frente a la pelea, sin volver la cara a la situación.

Brasil controló el balón con un ataque descarado mientras Portugal se resguardó atrás, a la espera de recurrir a la velocidad de su ataque para poner a prueba a Julio César, liderado por Cristiano Ronaldo, acompañado Danny y Fabio Coentrao.
La tensión se palpó sobre todo en el centro del campo. Cinco tarjetas amarillas antes del descanso delataron lo serio de la situación. La última para Felipe Melo, al que Dunga prefirió retirar para evitar situaciones innecesarias.

Luis Fabiano fue una amenaza constante para el guardameta Eduardo. Un disparo y un cabezazo posterior, a centro del lateral Maicon, que salió cerca del palo, avisaron a Portugal.

Al final hubo una gran acción de Ronaldo, que tras deshacerse de Juan fue interceptado por Lucio. El rechace fue a parar a las botas de Raúl Meireles, que disparó en carrera hasta que una mano de Julio César abortó la acción.

El partido decayó del todo. El balón circuló y circuló por el centro del campo, sin destino claro, aletargado en el tiempo y delatado por los pitos de la grada. Solo se sobresaltó al final, con un disparo de Ramires, desviado por Coentrao, que sacó con una mano Ricardo.

Costa de Marfil 3, Corea del Norte 0

La selección de Costa de Marfil se despidió del Mundial de Sudáfrica con una gris victoria por 0-3 ante una pobre Corea del Norte, que únicamente se limitó a no recibir otra goleada escandalosa como la encajada el pasado lunes.

Sven-Goran Eriksson alineó un once ofensivo, con tres delanteros y poniendo a Keita y Gervinho junto a Drogba. Por su parte, en Corea del Norte, pese a la goleada encajada ante Portugal, no hubo 'víctimas', y el seleccionador Kim Jong-hun sólo realizó un cambio respecto al lunes.

Los marfileños salieron decididos a lograr los tantos cuanto antes y pronto encerró a su débil rival, cuyo orden, con el que había conseguido aguantar a Brasil en el debut, se resquebrajó pronto, aunque evitó el aluvión de goles.

Drogba sacó provecho de la defensa rival y fue continuamente una pesadilla para la defensa asiática, inocente e incapaz de frenar al delantero del Chelsea, al que sólo le faltó el gol en los primeros 45 minutos. Las ocasiones siempre fueron africanas, pero sólo obtuvieron una corta recompensa de dos goles, ambos de los centrocampistas, Yaya Touré y Romaric.

Por parte de Corea del Norte casi no tuvo ocasiones de gol, salvo el tiro de falta de su capitán Hong Yong-jo, que estuvo a punto de alterar la tranquila tarde que vivió Boubacar Barry. Jong Tae-se, un día más, fue una isla al que no le llegaron balones.

Tras el descanso, y como no había buenas noticias del otro partido, Costa de Marfil pareció salir con menos ganas e ilusión, por lo que las llegadas, pese al dominio, fueron mucho menores. Los norcoreanos se intentaban estirar y lograban tener algo más el balón, aunque la portería rival les seguía quedando lejos.

Eriksson trató que los cambios de Salomon Kalou y Aruna Dindane tuviesen un efecto renovador en el juego de su equipo, incapaz de asustar como en el primer tiempo a Ri Myong-guk ni de encontrar ni siquiera la potencia de Drogba. Tampoco ayudó que su rival tuviese demasiados deseos de intentar poner emoción al choque con un planteamiento defensivo. Y así termino el encuentro y ambas selecciones son las eliminadas del grupo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario