Buscar este blog

miércoles, 23 de junio de 2010

Alemania y Ghana clasifican

Alemania y Ghana se clasificaron a los octavos de final de Sudáfrica 2010 a pesar de la victoria del primero sobre el segundo por 1-0. Con el resultado Alemania hizo seis (6) puntos mientras que Ghana se quedó con cuatro (4) al igual que Australia que en el otro partido del Grupo D, venció a los serbios por 2-1.

A pesar del empate los africanos avanzan por su mejor diferencia de goles respecto a los australianos. Serbia se quedó con tres (3) siendo una de las grandes decepciones del torneo.

Para los octavos de final, Ghana se enfrentara a Estados Unidos el sábado 26 de junio a las 1:30 pm, mientras que Alemania le tocara enfrentar a Inglaterra, unos de los favoritos para obtener el título, el domingo 27 de junio a las 9:00 am.

Alemania 1, Ghana 0

En el Soccer City Alemania no logro desplegar el futbol que nos maravillo en su primer partido frente a Australia, pero gracias a un gol de su mediocampista Mesut Özil fue suficiente para poner a los teutones en la segunda ronda.

Alemania, necesitada de los tres puntos, no podía permitirse el lujo de especular con el resultado, así que los buscó sin saber cómo dar con la tecla que le otorgase el dominio en la zona ancha, que por momentos se convirtió en terreno de nadie.

No anduvo fino Schweinsteiger, poco acompañado por Khedira, ni tampoco acudieron al rescate los medias puntas alemanes, desafortunado como estuvo Mueller e impreciso Podolski, por lo que Alemania se veía incapaz de construir.

En esas circunstancias la pelota llegó a las áreas, primero a la africana, donde Kingson sacó un buen par de manos, luego a la alemana, sin que Neuer se viese verdaderamente exigido. Así discurrió la primera parte, de un lado al otro, con unos que quieren pero no pueden y otros que lo intentan pero no saben.

El partido era de ida y vuelta, juego que le convenía a Ghana por las características de sus jugadores. Joachim Loew hizo ajustes en la reanudación poniéndole más pausa a su fútbol para inclinar la cancha a su favor. Fue así como llegó el tanto de Özil, un balón que el jugador de origen turco tuvo todo el tiempo para sacar un tiro ajustado al segundo palo desde la media luna del área al que el meta africano no pudo llegar (1-0).

Ghana se volcó al ataque pero a los de Rajevac les falta pausa e ingenio cuando se trata de jugar en espacios cortos, por haciendo más fácil el trabajo de los alemanes. Finalmente, los equipos se relajaron, en especial los ghaneses, al saber el resultado del otro partido, y así llego a su final el encuentro. Ambos a octavos de final.

Australia 2, Serbia 1


Serbia decepciono una vez más, antes como Serbia y Montenegro, cuando tenía todo a su favor para clasificar. El equipo de Radomir Antic fue víctima de una Australia con hambre de victoria que los venció por 2-1.

Tras unos minutos de dominio inicial de los “socceroos”, el combinado que dirige Antic encontró espacio por la banda derecha donde Carney y Neill sufrían demasiado. Desde esa banda, Krasic protagonizó un par de acciones que pusieron a prueba los reflejos de Schwarzer, desde ahí también llegaría un remate de Ivanovic, otro de Kuzmanivic y los centros que buscaban al siempre peligroso Zigic.

Mientras tanto, Australia intentaba no perder la compostura, y con su fútbol de largo recorrido, le iba ganado algunos metros al partido, pero no lograba acercarse con peligro a la portería defendida por Stojkovic. Un cabezazo que Cahill cruzó demasiado fue lo más destacado de los australianos durante todo el primer tiempo.

En la segunda parte Australia adelantó sus líneas, presionó más arriba y se fue en busca del milagro de la clasificación. Primero fue Culina quien avisó en un disparo cruzado y, poco después, lo haría Bresciano con dos remates lejanos que obligaron a intervenir por fin a Stojkovic. Pero fue Cahill, el alma de este equipo, quien cabeceó a gol un balón colgado al área desde el punto de penal al 69’ (1-0). Cuatro minutos después, Holman haría el segundo con un golazo desde la frontal fuera del área (2-0).

Pantelic, que sustituyó a Zigic mediada la segunda parte, recortó distancias a seis minutos para el final, cuando el partido se había convertido en un ida y vuelta por la falta de calma de juego por parte de los australianos (2-1).

El propio Pantelic pudo empatar, pero Culina también pudo hacer el tercero. Al final, el marcador ya no se movió más. Ni australianos ni serbios pudieron avanzar, aunque los primeros celebraron la victoria de la honra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario