Buscar este blog

domingo, 11 de julio de 2010

España Campeón del Mundo




La selección de España de futbol se convirtió en la tarde de hoy en la nueva campeona de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 tras derrotar por 1-0 a su similar de Holanda en el Estadio Soccer City de Johannesburgo. El partido se fue a los tiempos extras pero se resolvió con un gol de Andrés Iniesta al 116’ cuando ya los jugadores y miembros de los planteles técnicos se preparaban para la tanda de penales.

De esta manera España se baña de gloria con el máximo título mundial del futbol por primera vez en su historia. España consigue también uno de los títulos internacionales que le hacía falta con una generación de jugadores que serán recordados por conseguir lo que grandes generaciones de jugadores españoles no habían conseguido en 80 años.

Todo un premio a una generación grandiosa, que ha llevado al fútbol español a la excelencia y a las más altas cotas, y todo un castigo para una selección holandesa que distó notablemente de la imagen mostrada hasta ahora y que no fue digna heredera de aquellas generaciones grandes que lideraron Johan Cruyff y Marco Van Basten, cayendo en su tercera final de un Mundial tras la de Alemania'74 y Argentina'78.

España salió a tomar el control del partido y así lo hizo durante los primeros quince minutos en los que tuvo varias opciones de marcar con jugadas de Villa y Sergio Ramos. Pero Holanda emparejo la balanza y neutralizó el mediocampo español con un futbol mal intencionado de faltas, dejando a un lado su calidad de juego, con Van Bommel, De Jong y el mismo Wesley Sneijder. La táctica dio resultado ya que los ataques de “La Roja” se hicieron más frecuentes y la pelota se mantuvo más en el campo central.

El juego se volvió una disputa por el control del medio campo lo que hizo que los españoles también cometiesen algunas faltas por el nerviosismo también de los mismos españoles. De esta manera Puyol fue amonestado con amarilla por una falta a Arjen Robben. El partido de esta manera empezaba a convertirse en un festival de tarjetas amarillas por lo fuerte que fue.

Holanda tan solo tenía el recurso de los intentos de internada de Robben y la movilidad de Wesley Sneijder, pero le bastaba para ahogar, con el duro trabajo de contención, y secar la fábrica del fútbol español, dificultar la visión de Xavi y las maniobras de Iniesta pese a la movilidad de Pedro y el desgaste delante de Villa.

Las constantes interrupciones acabaron ofreciendo una primera mitad hasta fea, que se cerró con dos ocasiones de Holanda, en un remate fallido de Mathijsen y en un disparo de Robben que sacó Casillas junto a su palo izquierdo.

Holanda en un balón con el que se hizo Sneijder en el centro del campo, envió en profundidad a Robben, que se quedó solo ante Iker Casillas, pero el guardameta volvió a convertirse en un 'santo' al sacar el remate del holandés.

Holanda pareció acusar el tremendo desgaste y se replegó atrás ante el acoso del conjunto de Del Bosque comenzaba a ejercer de manera insistente, pero los tulipanes no estaban muertos. Disponen de una contra letal y Robben de nuevo se plantó ante Iker. El resultado el mismo de antes. El capitán español le arrebató el balón y evitó el gol.

España, pese a la entrada de Cesc Fábregas, no fue capaz de encontrar la dinámica mínima para desbordar nuevamente a un equipo tanto bien plantado atrás como el de Van Marwijk, cuya apuesta estuvo a punto de dar sus frutos pero con su excesivo juego duro, que desesperó por momentos a Iniesta y compañía.

Del Bosque se jugó su última carta en el descanso del periodo adicional y optó por dar entrada a Fernando Torres en lugar de Villa, quien perdía así la opción de acabar en cabeza en solitario de la tabla de artilleros.

El partido favoreció a España en la última fase cuando Heitinga fue expulsado a falta de once minutos por ver la segunda amarilla al agarrar a Iniesta cuando el barcelonista se iba en solitario.

Holanda ya se dedicó a esperar los penales con más claridad que hasta entonces, pero Iniesta, en una jugada que posteriormente reclamó Mathijsen por inexistente fuera de juego, da la mayor alegría de la historia al fútbol español con el gol más importante de su carrera.

Quedaban cuatro minutos, más la prolongación, pero Holanda, sin capacidad, echada toda a perder en la destrucción, fue incapaz de arrebatar la gloria a una España que fue sin discusión mejor y se proclamó más que digna campeona del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario